domingo, 6 de julio de 2008

¿Por qué enseñar cuantificación?


Justificaciones teóricas:

1.- En nuestra vida cotidiana todas las personas utilizamos cuantificadores sin darnos cuenta de ello. El niño y la niña necesitan aprender estos términos, es decir, comprenderlos y utilizarlos en su vocabulario, tal como cualquier otro concepto que les permita enunciar necesidades, intereses, etc. para comunicarse con otros, en las diversas acciones que realiza, porque ello les permite expresar cantidades indefinidas o relativas. Los cuantificadores permiten al niño/a distinguir entre enunciados de carácter general y particular. "El niño y la niña utilizan muy pronto un vocabulario relacionado con la cantidad: todo, nada, algunos... y también con las parejas de contraste: mucho-poco, más-menos. Ejemplo: “dame muchos caramelos”, “dame un poquito de agua”, “esto pesa mucho”, “esta cuerda es más larga que la otra”. Todos estos términos se utilizan para comparar" (Cedeño, 2005)

2.- En las BCEP (Bases curriculares de la educación parvularia), entre los aprendizajes que se esperan para niños/as de primer ciclo de educación pre escolar, se señala que uno de los conceptos que deben adquirir en el ámbito de “Relación con el medio natural y cultural”, núcleo “Relaciones lógico matemáticas y cuantificación”, es el concepto de cuantificador. El aprendizaje esperado textual que ahí se expone es el siguiente “Iniciarse en el empleo intuitivo de cuantificadores simples, mucho, poco, más-menos, mayor-menor”.

3.- Baroody (1997) establece que los niños/as cuando empiezan a andar distinguen entre conjuntos de tamaño diferentes y también comparaciones gruesas entre magnitudes. También dice que a los dos años de edad aproximadamente aprenden palabras para expresar relaciones matemáticas que pueden asociarse a sus experiencias concretas, pueden comprender “igual” , “diferente” y “más”, por ello proponemos para niños/as de 3 y 4 años trabajar estos conceptos como refuerzo, de manera que más allá de comprenderlos, sepan utilizarlos en su vocabulario.

4.- Muchos autores definen el concepto de cuantificador, ya sea en el ámbito de educación pre escolar o no, lo cierto es que a pesar que hay diversas definiciones, todas concuerdan en que el cuantificador es una expresión para referirse a cantidades imprecisas, indefinidas, inexactas, entre otros. Lo importante de estos cuantificadores es que “El buen uso de ellos, en cuanto a la expresión del juicio lógico, favorecerá en el niño/a la noción de conservación (pensar en una cantidad como un todo permanente independiente de los cambios o disposición de sus partes) y la habilidad de establecer relaciones de inclusión (composición aditiva de las partes para formar un todo). Cuando el niño/a va adquiriendo estos conocimientos va desarrollando un mayor grado de reversibilidad”. (Cofré, Tapia; 2003)